PostHeaderIcon SENTIMIENTOS BLANDOS

Tal como hablamos del reflejo de la agresividad, del que podemos decir, se establecen los sentimientos duros , que en su descripción queda clara su ubicación en la parte posterior del cuerpo, debemos hablar de los sentimientos blandos que se instalan en la parte anterior del tórax, el abdomen y la pelvis.

Los sentimientos blandos no se expresan a través de un reflejo, pero si por corrientes de aumento tónico que siguen la dirección de distintos músculos que voy a describir a lo largo de este capítulo.

Cuando hablamos de sentimientos blandos, estamos hablando de ternura, amor, sexualidad, sentimientos agradables cuando se los expresa pero también son sentimientos blandos la angustia, la tristeza y el vacío existencial. Todos estos sentimientos tienen su origen, no en los músculos en si mismo sino en los órganos que éstas capas musculares revisten y protegen

No es nuevo relacionar el corazón y el amor, desde tiempos inmemoriales, el corazón representa como símbolo al amor, lo difícil es demostrar si el amor se origina en el corazón desde un punto de vista no tan romántico, sino desde un punto de vista científico.

Alexander Lowen, psiquiatra, ha escrito numerosos libros en relación a las corrientes energéticas que transitan por los músculos y las corazas musculares, basándose en los estudios previos de Wilhelm Reich.

Lowen, hace referencia directa a la relación del amor y el corazón en las enfermedades que se provocan en personas que manejan mal sus sentimientos durante las relaciones amorosas, en su último libro El Gozo, donde lo escribe con bastante más de cincuenta años de trabajo profesional, y casi 90 años de edad, presenta numerosos casos de personas que ante la imposibilidad de disfrutar el amor, enferman este órgano tan preciado. Anteriormente Lowen ya había escrito un libro puntualizando las relaciones sexuales basadas en el amor y la salud del corazón, . Wilhelm Reich en su obra La función del orgasmo, traducido a casi todos los idiomas, se transformó en un clásico de la literatura del pensamiento, este libro es un verdadero tratado sobre un tema del que nunca se había abordado una explicación científica, tan adecuada como Reich lo hizo en su época y aún mantiene su vigencia.

El autor de esta obra menciona al amor como el principal afrodisíaco para alcanzar la máxima expresión del orgasmo y la capacidad de liberación de tensiones que éste produce en las personas.

Todos sabemos hoy que el estrés cotidiano nos lleva a un aumento de la tensión muscular en forma permanente, reside en este punto la importancia a alcanzar un orgasmo pleno como lo denominan Reich y Lowen, como las formas fisiológicas de eliminación de tensiones , y a través de esto como fuente de salud en la actividad cardiaca.

En las últimas dos décadas se desmitificó la prohibición de la actividad sexual en aquellas personas que habían sufrido un infarto o tuviesen problemas coronarios, por el contrario se las recomienda como un ejercicio moderado y las estadísticas indican que la actividad sexual en las parejas estables con un buen vínculo amoroso, facilitan la rehabilitación del corazón dañado.

De lo expresado se desprende, que las relaciones sexuales plenas donde se alcanza un orgasmo completo tienen como base la expresión del amor, que si bien libera tensiones y es un ejercicio moderado no podemos caer en el reduccionismo de que amar sirve para liberar tensiones y ejercitarnos moderadamente, la verdadera virtud del amor expresado y recepcionado recíprocamente produce una felicidad que considero la expresión del motivo de la vida. Siguiendo esta idea, la expresión del amor no solo se limita a la vida sexual, sino también al entendimiento profundo de una vida común.

Pero no solo el amor de pareja es el único que nace del corazón, el latido del corazón de la madre es el sonido más importante que recibe el feto durante la gestación, por eso el apoyo del bebé recién nacido luego del parto se hace sobre el pecho de la madre y de más está decir la reacción tranquilizadora que esto produce en el bebé, para ser francos en esa tranquilidad también influye el contacto corporal global con la madre, pero esto ya lo he descripto en mi anterior libro Dolores Corporales y no invalida la referencia al corazón.

Los órganos digestivos fundamentalmente los intestinos delgados y gruesos junto al estómago son los órganos que generan sensaciones relacionados a los vacíos existenciales y las angustias.

Veremos a partir de ahora cómo estos dos sentimientos se relacionan con la protección que reciben de los músculos abdominales por delante y diafragma por arriba, este último divide la caja toráxica de la cavidad abdominal y su actividad regula la frecuencia y el volumen respiratorio, por lo que existe una vinculación también entre las sensaciones digestivas mencionadas y las respiratorias a la hora de expresar con alteraciones funcionales los estados de angustia y vacíos existenciales.

La tensión del diafragma influye en la producción de sensaciones como el ahogo en referencia a situaciones acuciantes, su contracción sostenida genera que la parte central de él, que no está constituída por fibras musculares sino por una lámina conjuntiva de tramado resistente y conformación sólida , llamada centro frénico de lugar al acúmulo de tensiones de las fibras que se insertan en este lugar y en estas tensiones aparece lo que conocemos popularmente como "nudo en el estómago" que no es ni más ni menos lo que acabo de describir y que es propio de la angustia y la tristeza.

La contracción espasmódica y arrítmica del diafragma son la base fisiológica del llanto profundo, aquel que aparece en la infancia propio en los lactantes frente a situaciones que ellos entienden como peligrosas y que se centran en la pérdida , y a través de este logran la atención de las personas que lo rodean, con el avance de los años socializamos este tipo de llanto al punto tal que lo inhibimos aún cuando necesitamos descargarlo, por ejemplo frente a la pérdida de un ser querido o un amor muy preciado, quedando entonces el diafragma como un elemento que empuja los pulmones hacia arriba e interfieren en nuestra respiración normal.

Los músculos externos de la parte anterior del torso protegerán las sensaciones referidas al amor y los del abdomen provocarán contracturas por el aumento de su tono al ritmo de las sensaciones que provengan del interior en referencia a estados de vacíos existenciales como ya veremos propia de sensaciones estomacales, por lo que en una persona que está atravesando una crisis sentimental, veremos que sus músculos pectorales están retraídos protegiendo al órgano del amor, todo lo contrario ocurre en el enamorado, que lo encontraremos pletórico con su tórax amplio y expandido, su diafragma funcionando a buen ritmo y respirando profundamente con alegría y cumpliendo con el dicho popular "cosquillas en el estómago". Los vacíos en el estómago frente a situaciones de gran angustia llevarán a una tensión de los músculos abdominales, que nunca deben confundirse con la hipertrofia de estos, propia de situaciones estéticas o de entrenamientos físicos relacionados al deporte, cuando existe una angustia marcada y sentimos que nuestro estómago se cierra los abdominales se retraen y damos la sensación de hundir nuestro vientre, en las situaciones de estrés los intestinos y el estómago producen gases, dilatan los órganos y estos empujan a unos "débiles" abdominales y el vientre parece que fuese a estallar. Cuando me refiero a débiles abdominales me refiero a una debilidad funcional transitoria y no a músculos incapaces de realizar su verdadera función biomecánica, en la cultura de hoy en particular la de los últimos años, los músculos abdominales han tomado una presencia estética sin precedentes a otras épocas, en las que si bien no era agradable un abdomen abultado y grasoso, no se había llegado al punto tal de que la presencia de grasa por delante de éstos por mínima que sea, fuese motivo de preocupación, es tal la necesidad que se ve en las personas que los vientres que hoy vemos en modelos, playas y gimnasios son artificiales.

Fisiológicamente por delante de los músculos siempre hay un mínimo de grasa necesaria para el funcionamiento de las hormonas lipodependientes(funcionan a partir del consumo de grasa ), y por más estricta que sea la dieta habría que pasar hambre por períodos muy prolongados para que esta desapareciera, particularmente en los hombres donde genéticamente acumulan este tipo de grasa y por supuesto los excesos, en las mujeres estos van a la región glútea.

Explico esta situación para poder llegar al punto que me quiero referir, que es el vientre y su símbolo en los seres humanos a través de los últimos siglos, una mujer rolliza en un cuadro de Rubens era el prototipo de la mujer bella, al igual que La maja desnuda de Goya , un rey que se precie de ser rey o un hombre que se precie de ser poderoso y que lo podríamos resumir en el caso de Enrique VIII, inmortalizado en los cuadros de época que se pueden ver en galerías de arte, su mirada y su postura eran directamente proporcional al poder que llevaba y ostentaba , también era visiblemente su abdomen el cual ni el lo escondió a la hora de posar y los artistas no solo no lo disimulaban sino que lo exaltaban, hoy Enrique VIII sería considerado un hiperobeso, no puedo hacer referencias a su salud pero seguramente su obesidad extrema no le haría nada bien, y aunque murió a los 56 años para esa época era una edad razonable , por lo que no vamos a hacer una apología de la obesidad ni mucho menos, pero todos sabemos que este buen señor vivió a sus anchas y a pesar de sus barbaridades su presencia física era admirada y lejos de ser un hombre descuidado como suele considerarse hoy a una persona que sufre de obesidad, su vestimenta era por demás elegante y ostentosa y su capacidad para dirigir Inglaterra produjo transformaciones políticas y económicas que dieron los cimientos a una futura potencia naval, por lo que es difícil creer que Enrique VIII haya sido un obeso acomplejado. Mucho mas cercano es el ejemplo de Winston Churchill, que ostentó una gran habilidad política en tiempos muy difíciles y sus memorias son casi siempre motivo de lectura por los presidentes actuales, de lo cual siempre hacen referencia a modo de ejemplo de habilidad política. Su abdomen era tan característico como su sombrero y su inteligente mirada, y si bien tampoco tuve acceso como es lógico a su historia médica, Churchill murió a los 91 años. Hablamos de dos personajes con muchos siglos de diferencia entre ambos a los que los une el poder, la toma de decisiones y vidas plenas.

Supongo que habrán sentido muchas cosas pero difícilmente vacíos existenciales, al menos a lo que refiere a su autorrealización como personas de acción .

Si buscamos un ejemplo de abdomen abultado perteneciente a otra cultura, es la imagen de Buda, que para cerca de mil millones de personas en la actualidad es el símbolo religioso más preciado, esa imagen expresa paz espiritual y sabiduría. Un ser cuya existencia no es real pero por demás simbólica es Papá Noel o SantaClaus, se lo ha caracterizado sobre un anciano obeso y al parecer por su famosa risa, muy feliz. Insisto en que la obesidad está demostrado científicamente es un factor de riesgo, pero de ninguna manera un vientre saliente con la grasa suficiente puede ser considerado como un ejemplo de falta de salud, por el contrario nos habla de una persona sin tensión en la región diafragmática y abdominal, puntos clave de la angustia y los vacíos existenciales y como imagen irrefutable y por último cito la de un bebé o un niño de corta edad que libre de responsabilidades por lo tanto libre de preocupaciones, lleva libremente su vientre hacia delante y es el ejemplo más claro de una respiración diafragmática fisiológica sin ningún tipo de crispaciones.

El lector se preguntará porqué el vacío en el estómago representa un vacío existencial, y esto encuentra una respuesta en los orígenes de la vida, tanto ontogenéticamente como filogenéticamente. En el primer caso ( la evolución desde que nacemos), la primera situación de necesidad y peligro de existencia que tiene un bebé, comienza en el preciso momento que tiene hambre luego de nacer, cosa que experimenta como una molestia en el estómago y a partir de eso llora en reclamo de una solución, en condiciones normales y desde siempre la madre ofrecerá el pecho para satisfacer esta demanda, esto se repetirá en forma incesante a través del tiempo hasta que se alimente con alimentos sólidos y abandone el pecho, nadie tiene el recuerdo de que su primera necesidad de hambre haya sido un vacío en el estómago, pero si tenemos el recuerdo de que una sensación parecida fueron nuestras primeras necesidades de alimento, claro que en ese momento y nuevamente en condiciones normales, sabíamos que nuestra vida no corría peligro porque de alguna forma accederíamos a él. Desde el punto de vista filogenético(evolución de la especie), ha ocurrido lo mismo a través de millones de años, pero nuestros antepasados adultos no solo peleaban por obtener alimento para cubrir su necesidad de hambre y cuya obtención muchas veces ponía en peligro su vida, sino que también debía conseguir alimento para sus crías y resto de las familias que quedaban a la espera de los cazadores, por lo que la sensación de vacío en la zona abdominal es filogenética y ontogénicamente una sensación de necesidad que esta ligada a la existencia y así se nos ha instalado en nuestro inconsciente a través de los orígenes de nuestra especie y del desarrollo de nuestra persona a partir del nacimiento,. Apelo una vez más a los dichos populares y aquello de que "no solo de pan vive el hombre", es por eso que ha ido sumando en las necesidades existenciales, las necesidades afectivas y materiales que ambas son generadoras de angustia.

La necesidad de afecto es similar a la sensación del hambre porque surge de una necesidad cuya respuesta es el contacto con otro cuerpo desde la sexualidad , el sexo pero fundamentalmente desde el amor que no necesariamente va a estar vinculado a los anteriores, éste es el mejor paliativo a la soledad existencial de la que si bien nunca vamos a escapar ya que somos únicos e irreproducibles, encontramos en el amor hacia las personas los vínculos para el desarrollo de nuestro ser, por lo que la autorrealización a través de obras materiales tiene un límite existencial si falta el amor.

En cuanto a la transformación del alimento en la necesidad de otros objetos materiales ha ido avanzando a lo largo de la cultura humana, en un principio con la lógica de proveerse las cosas indispensables para conservar la vida como ser el abrigo, la vivienda, etc, pero a través de siglos y siglos y en particular , luego del medioevo con la desaparición de los feudos, donde comenzaron a formarse formas individuales de ganar el sustento, la necesidad de elementos materiales se fue sofisticando a tal punto que se perdió el sentido de la lucha por la supervivencia para transformarla en una actividad competitiva donde se transformó el sentir por el tener y demás está decir que muchas de las angustias que vive un sector determinado de la población tiene que ver con la falta de obtención de bienes materiales de elementos que no ponen en riesgo la vida y paradójicamente se plantea la situación en el siglo XXI donde la mitad del mundo sufre por no tener en lugar de sentir, y la otra mitad realmente sufre por todavía sentir la falta de lo elemental para sobrevivir. Como se dio a lo largo de toda la historia de la humanidad los seres humanos que habitan el mundo pueden compartir el tiempo cronológico pero no el tiempo de desarrollo social.

En la medida que pasan los años y aumentan nuestras preocupaciones a partir de la toma de responsabilidades nuestros músculos abdominales aumentan su tono muscular, comprimen nuestras vísceras e impiden un buen descenso de nuestro diafragma por lo que comenzamos a tener una respiración crispada y respiramos con nuestros músculos accesorios, fundamentalmente los pectorales y los músculos del cuello, cuya acción primaria no reside en la respiración, pero nosotros los acostumbramos a ser los motores de esta, contracturándolos con esta función y obteniendo un menor nivel de oxigenación de nuestro cuerpo. Esta actitud ansiosa se relaciona con la sensación de " ahogo" promovida por la angustia y los vacíos espirituales.

Conocidas técnicas milenarias como el yoga de indiscutible bienestar par el cuerpo humano, se basan en la respiración diafragmática en la que necesariamente en la inspiración, debemos expandir el vientre hacia delante, sin embargo hoy quién puede decir que estando delgado u obeso al entrar a una reunión o evento social no introduce su abdomen y contiene momentáneamente la respiración para sentirse más seguro porque cree estar más elegante.

En realidad esa "elegancia", no es más que proteger con los músculos abdominales la zona de nuestros sentimientos débiles y desde esta actitud ha nacido la cultura a través de los años y puntualmente los últimos, de los súper abdominales, éstos a los que ya no se aspira a que sean tensos sino altamente hipertróficos " muy marcados y visibles" y con una inexplicable carencia de grasa, todos sabemos que salvo un puñado de privilegiados esto no se consigue con ejercicios exacerbados hay que recurrir a las liposucciones y la ingesta de quemadores de grasa y anabolizantes para obtenerlos, estos últimos causan gran daño en el hígado y son de uso corriente en muchos gimnasios de casi todos los países.

Lo que podemos concluir que los modelos estéticos de hoy están en relación a los tiempos que vivimos donde la imagen ocupa el rol de los sentimientos por lo tanto veremos a personas muy elegantes y cuerpos de personas que van desde la delgadez hasta aquellos que parecen escapados de películas de superhéroes y junto con esto va en auge la falta de espiritualidad provocada por los vacíos de la falta de autorrealización y amor, perseguir el éxito por el éxito mismo y aún a pesar de haberlo alcanzado nos lleva inexorablemente al fracaso, porque la inmensa mayoría de la gente sobrevive y no vive, porque ni siquiera sabe qué es lo que debería hacer en la vida para sentirse bien consigo mismo.

La cultura de la imagen personal arrasa con todos nosotros , ya que el modelo de perfección es un inalcanzable porque es un cuerpo no fisiológico, antifuncional que se obtiene por medio de cirugías, dietas extremas y consumo de químicos altamente perjudiciales, la anorexia y la bulimia son los extremos de esta triste situación que padecemos y a la que hoy debemos sumar el consumo de tóxicos para la obtención de cuerpos maravillosos. En la anorexia y en la bulimia la delgadez se transforma en la fantasía de la belleza y lejos de ser bellas se autodestruyen, en el caso del consumo de tóxicos se pueden alcanzar cuerpos esculturales basados en patrones actuales, pero el riesgo de vida se pone en juego al igual que en la bulimia y la anorexia, en todos estos casos la idealización del cuerpo nos hace olvidar la verdadera razón de existir.

El no poder asumir los sentimientos blandos se podría resumir en algo tan sencillo desde el punto de vista corporal como esa inspiración que hacemos antes de entrar en un evento social. De tal suerte podemos concluir que los músculos abdominales cumplen una función imaginaria como un escudo protector de nuestras angustias, y éstas tienen origen generalmente en problemas que nos crean o nos creamos nosotros mismos y que las vamos a solucionar a partir precisamente de enfrentar la realidad tal como es y para eso deberemos hacernos cargo de esta y resolverla porque mientras no tengamos la certeza de qué es lo que queremos hacer con nuestras vidas, como mínimo debemos hacernos responsables de nosotros mismos y actuar como seres individuales en un contexto social y así y todo tendrá algún sentido y en algún momento de nuestras vidas sabremos porqué todos esos momentos en los que nos hicimos cargo de situaciones y resolvimos los problemas, nos han llevado a la concreción de una autoestima verdadera y duradera, basadas en el amor propio y hacia los demás y la capacidad de realizar cosas por nosotros mismos que si bien podemos aceptar la ayuda de otros seremos nosotros el motor para alcanzar el objetivo que nos satisfaga .

Volviendo al correcto funcionamiento de nuestro cuerpo, una buena respiración diafragmática, que no nos de miedo relajar el vientre para que este deje de actuar como escudo que comprima nuestras víscera y el principal músculo respirador actúe descendiendo sobre éstas y desplazándolas hacia delante nos brindará una adecuada respiración que nos provea del elemento vital que es el oxígeno necesario para una vida seguramente con problemas, pero sin crispaciones musculares producto e fantasías concientes e inconscientes.

Si nos preguntamos entonces cuál es la patología que representa la indiscriminada tensión de los abdominales , la respuesta será una respiración deficiente que si bien hace posible la vida, ésta nos encontrará minados en nuestras energías algo que es muy común en estos tiempos donde todo el mundo se queja de fatiga, a pesar de tener ganas de seguir adelante, en realidad la mayoría quiere seguir adelante por no quedarse atrás en la loca carrera por el éxito ya que parecería ser que éste garantiza la vida, pero como se desprende en lo que acabamos de ver, garantiza una vida tan pobre como su respiración.

La angustia, es el sentimiento que se produce entre el deseo interior que va en busca de algo que nos satisfaga y el choque con la realidad que se lo impide, claro que siempre se cae en la retórica de creer en el complot externo, entiéndase por esto que todo lo que está a nuestro alrededor nos impide desarrollarnos, es cierto que muchas veces elementos externos que están fuera de nuestro alcance nos van a limitar, pero creer que eso siempre ocurre es una mística que creamos para justificarnos.

El verdadero choque contra la realidad que nos produce angustia, es la imposibilidad de encontrar los caminos para sortear los obstáculos de la vida.

Por lo que la solución a nuestras angustias, es reconocer la realidad y crear a partir de nosotros mismos la solución de los problemas que nos acucian.

La tristeza en cambio, es un sentimiento distinto, que no parte de la frustración sino que su punto de partida es la pérdida de algo querido o amado, por lo que en cuanto al cuerpo refiere encontraremos que los músculos que protegen al corazón serán motores de la postura triste, en particular los músculos pectorales, que se van a retraer adelantando los hombros y ahuecando nuestro pecho. Esta actitud que es contraria a la agresividad se va a ver por la espalda a la altura del dorso, con el encorvamiento de este expresando el doblegamiento de la actitud tensa de los músculos espinales de dicha zona. En la tristeza los músculos abdominales se van a encontrar blandos y ligeramente hundidos y nuestra cabeza adelantada con respecto al eje del cuerpo.

Tal como dijimos que el reflejo de la agresividad expresaba la lucha del hombre para ponerse erguido, la tristeza es un proceso de regresión donde el cuerpo tiende a ser atraído por la acción de la gravedad, este desajuste estructural del cuerpo produce tensiones en la zona del cuello, y la nuca es el asiento del dolor de la tristeza, ya que la estructura del cuello trabajará en forma alterada por el adelantamiento e la cabeza con respecto al resto el cuerpo. Paradójicamente la nuca también duele en los procesos de agresividad producto e un estrés sostenido, pero los dolores son distintos, en la tristeza tendremos una sensación de cansancio y agobio en los músculos que se hace poco soportable, mientras que en la agresividad los dolores son intensos y se acoplan a la rigidez de toda la parte posterior del cuerpo.

Muchos dolores de hombros tienen que ver con la tensión de los músculos pectorales, que traccionan los miembros superiores hacia delante, desplazando las escápulas que se encuentran en la parte posterior del torso y el mal funcionamiento del movimiento de éstas terminan lesionando músculos de los hombros, por lo que es común escuchar en las personas tristes la falta de fuerza en sus brazos, situación que tiene una justificación mecánica pero que es por demás simbólica en la que los miembros superiores tienen que ver con el hacer y el retener objetos.

En el capítulo de cuello, en el que nos referiremos más adelante, veremos más detalles que tienen que ver con la expresión de la tristeza.

La región anterior encuentra en su base los músculos de la pelvis, estos cumplen con las funciones de los movimientos de la cadera, participan en la estática de la bipedestación y el movimiento de la pelvis misma, y como es lógico a partir de este último movimiento son indispensables en la vida sexual de las personas, no solo para la realización del acto en si mismo sino que una vez instalada la sexualidad en la persona luego de la adolescencia estos músculos serán los que contendrán con aumento de tonicidad las sensaciones provenientes de la zona genital en nuestra vida sexual.

Vivimos tiempos muy distintos en cuanto a la forma de llevar adelante esta sexualidad, hoy en día en muchos lugares del mundo hay una aceptación distinta con respecto a las relaciones sexuales, por lo que hace que los jóvenes crezcan con muchos menos tabúes que las generaciones anteriores, existe una libertad que no genera culpa a la hora de gozar de la sexualidad, aún así esto no es homogéneo en toda la civilización y por supuesto no lo fue así en los años que nos precedieron, donde en el sexo se depositó la culpabilidad y los músculos de la pelvis actuaron como una verdadera barrera de contención para que las sensaciones que venían de las zonas genitales no se irradien al resto del cuerpo.

La dificultad de alcanzar el orgasmo pleno, ya que cuando este se obtiene se realiza a través de una sensación que se difunde a través de los músculos y produce un fuerte estado de relajación, el miedo al sexo produce fuertes contracturas sobre todo en la región lumbopélvica y los músculos abdominales, produciendo un verdadero anillo que impide en muchas personas de ambos sexos el avance de la sensación orgásmica hacia el resto del cuerpo. La culpabilidad lograda a través de la presión social durante tantos siglos, nunca mejor dicho podría decirse se hizo carne en nosotros, al punto que muchas personas tienen la idea que si se entregan al placer que produce el orgasmo total ,sienten miedo y generalmente no saben a qué. Este miedo sin duda, es la sensación que se produce en el orgasmo que para ser pleno debemos liberarnos de todo estado de conciencia y dejarnos ir a la inconciencia, este estado a mucha gente le puede parecer una situación de no retorno y que sin saberlo lo asocian a la muerte, y para muchos otros un estado de locura del que nunca volverán.

Entonces los anillos musculares que se producen dentro y por encima de la pelvis son para limitar los orgasmos a la de la periferia de la zona genital y mucha gente se conforma con la pobreza de la expansión de semejante placer a fin de evitar esos procesos inconscientes que se asocian a la muerte y a la locura.

Sobre este tema recomiendo leer el libro de Wilhelm Reich La estructura del carácter y El Placer de Alexander Lowen

En este ítem que es muy interesante y atractivo podría explayarme tanto como para escribir un libro que seguramente alguna vez haré, pero a los efectos de lo que se pretende en el presente texto, lamento tener que limitarme a las principales patologías que expresan una vez más los sentimientos contenidos y no hacer un tratado de sexualidad.

La tensión permanente como fue descripta antes, que conforman los músculos abdominales, en particular en su inserción en los huesos del pubis y ramas pélvicas, los espinales en la zona del sacro y los músculos que cierran el anillo pélvico por abajo conocidos como periné, se expresan en patologías particulares fundamentalmente como lumbalgias, si bien estamos hablando de sentimientos blandos y habíamos dicho que estos tenían origen en la parte anterior, claro está que los genitales se encuentran en esta región pero la irradiación de las tensiones llevan al desajuste de la pelvis y una vez más otra causa que afecta a la articulación sacroilíaca, esta vez por un mecanismo secundario, pero no hay que dejar de tener en cuenta que esta articulación que denomino "de la voluntad", precisamente ésta, la voluntad, es algo que en forma conciente generaciones y generaciones a través de años y años tuvieron que poner para contener sus deseos sexuales al punto tal que esta contención pasó a ser parte de su personalidad y se transformó en una actitud inconsciente que se expresa a través del aumento del tono de los músculos mencionados, produciendo las lesiones también dichas. La dispareunia es el dolor de los genitales en el acto sexual , variadas son las causas que lo producen en el hombre y no son importantes aquí aclararlas, pero en el caso de la mujer hay una que sí es importante aclarar que es el vaginismo, ya que la vagina es una gran anillo muscular y en esta situación se produce una contracción involuntaria y sostenida que impide la penetración normal y es altamente doloroso, demás está decir que esta es otra expresión a través de los músculos de un estado emocional que no solo se limita a los antecedentes que tenga la mujer en su historia de educación sexual, sino a que con quién lo está haciendo y en qué momento, por último quiero cerrar que en el caso de la mujer el tema de la castidad ha recaído fuertemente sobre ella y aún hoy en el siglo XXI se lo sigue considerando una virtud conservarla hasta el matrimonio.

Los músculos aductores del muslo son los que acercan las piernas al eje central y en el caso de las mujeres que han sido obsesionadas con el tema de la virginidad, es normal encontrar hipertonicidad sobre estos.

En el tratado de anatomía de Testut, como nombre alternativo al de aductores los llama también "custodios de la virginidad", este libro fue escrito en 1901 en París y aún sigue vigente para el uso del estudio de la materia en muchísimas universidades, no deja de reflejar con esta mención el pensamiento machista de esa época pero también el de muchos sectores de la sociedad actual y de las distintas culturas del mundo, porque claro está que también los hombres tienen aductores y por más que estos cierren los miembros inferiores se puede realizar el acto sexual pero no así en las mujeres.

La tensión de los músculos aductores, que son tres en cada miembro y cuando se contraen en conjunto obtienen gran poder, la tensión permanente de estos, lleva a la inclinación de la pelvis hacia delante y la salida hacia atrás del sacro, posición que es común ver en las adolescentes, momento del estallido de la sexualidad y esta postura nos indica la confusión que están atravesando entre lo que sienten y cómo lo limitan.

La parte que corresponde a los sentimientos de la parte anterior del cuello no la describiré en este capítulo y la veremos en el correspondiente a cuello donde por cuestiones de didáctica es mejor ver este segmento del cuerpo en su conjunto para ver la interacción que existe entre todas sus partes.

 

el origen de la ansiedad

Nuevo LIBRO

Nuevo Libro
Vértigos y Mareos
Descarga gratuita

¡NUEVO!

Free access
Authorized download 
BODY PAIN

Libro

antropologia-evolutiva-de-la-postura

Entrevistas de Radio